Mitos sobre espejos

Mitos sobre espejos

¿Te has fijado que los espejos casi siempre están vinculados a cosas que tienen que ver con la mala suerte? Mis familiares platican muchos mitos y leyendas cortas distintas.

Por ejemplo, la leyenda preferida es aquella que dice que si rompes un espejo (no importando del tamaño que este sea) estarás condenado a sufrir al menos de siete años de mala suerte.

Por otro lado, me gustaría mencionar que la cantidad de años varía dependiendo de la persona que te lo diga, ya que esas historias se van acomodando de acuerdo a las vivencias de cada quien.

Otro de los relatos que incluye a los espejos es que cuando una persona está a pocos minutos de morir, lo mejor es cubrir estos objetos con una tela de color oscuro (de preferencia negra o morada). No hay que olvidar que estos objetos reflejantes, en bastantes culturas son vistos como puertas o pasajes hacia otros planos.

Dicho de otra manera, si se dejan descubiertos los espejos, se corre el riesgo de que la persona no llegue al destino que verdaderamente tiene contemplado, sino que se quede vagando por una eternidad en el limbo.

Por otra parte, según diversos estudios que se han realizado en prestigiosas universidades a nivel mundial, se ha comprobado que un espejo es lo peor que puede tener en su recámara una persona que padezca desórdenes alimenticios. Ojo, no solamente me refiero a trastornos como la bulimia o la anorexia, sino también al sobrepeso u obesidad.

La razón de esto la expongo a continuación. Estos objetos reflejantes no ofrecen una imagen real de nosotros. Son varios factores los que intervienen para conseguir una perspectiva simétrica. Por ejemplo, muchas veces la curvatura, el tamaño o la distancia en la que nos situemos.

Lo que se dice es que tanto a las personas que les falta peso, como las que tienen kilos demás, observan a su figura como algo anormal. Si no se corrige esa situación con sesiones de terapia, puede conducir invariablemente a la muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *