La transmutación de Jocunda

La transmutación de Jocunda

Las leyendas mexicanas cortas que tienen al mar como protagonista abundan ya que el territorio nacional está repleto de bellísimas playas. Hoy hablaremos de Jocunda, una mujer que por azares del destino vio no sólo su vida, sino su ser transformado mientras viajaba en una embarcación.

El motivo por el cual Jocunda estaba apuntada en la lista de pasajeros del crucero “Bugambilias” jamás se ha aclarado del todo. Unos dicen que ganó su boleto en una rifa, mientras que otros aseguran haberla visto en la agencia de viajes adquiriendo el pasaje.

Lo importante es que esta nave impactó contra unas rocas del lecho marino. La colisión fue tan fuerte que varias de las herramientas del cuarto de máquinas quedaron sumamente dañadas, lo que provocó que estas explotaran repentinamente.

La tripulación del crucero no tuvo tiempo de avisar del percance por lo que nadie supo lo que estaba sucediendo hasta que fue demasiado tarde. Los restos de la nave se esparcieron por todos lados y la gente que aún continuaba con vida, trataba ferozmente de aferrarse pedazos de madera relativamente grandes que aún flotaban en la superficie.

Mientras tanto el trozo de metal donde flotaba Jocunda se hundió, dejándola a merced de las corrientes marinas. Al encontrarse en tan apremiante situación, supo que su tiempo en la tierra se estaba agotando, por lo que creyó que lo más conveniente era rezar una oración para que su alma fuera entregada al creador como era debido.

A pesar de eso, un fuerte impulso de supervivencia la animó a nadar hacia la orilla, aunque ésta se encontraba a más de 40 km de distancia. A medida que iba dando brazadas, el cansancio y el agotamiento iban desapareciendo poco a poco.

Lo que ocurría es que sin saberlo, su cuerpo había sido transformado en el de una sirena. Cuando estuvo a pocos metros de la playa, miró su reflejo y comprendió que no podría regresar a su vida anterior. Sin embargo, no le dio importancia, ya que imagino las 1000 aventuras nuevas que le aguardaban en las profundidades.

Se dice que algunas veces aparece para ayudar a náufragos en peligro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *